Ricardo Iñurria Azurbide






Santurce 1.908

+ Bilbao 1.995

 

Estudia en la Escuela de Artes y Oficios de Bilbao y, por su vocación escultórica, frecuenta el estudio de la familia Basterra para perfeccionar sus conocimientos. Viaja a París con una beca donde conoce, de primera mano, las últimas tendencias vanguardistas que posteriormente reflejará en su obra.

También desarrolla una importante faceta pictórica centrada en bodegones, retratos y paisajes.

Sin embargo, por lo que realmente destaca este artista es por sus trabajos escultóricos, en los que representa la realidad con gran veracidad, fruto de la influencia imaginera que aprendió en Burgos y Valladolid.

Su figura ha quedado adscrita a la que puede denominarse como segunda generación de escultores vascos tras Francisco Durrio, Nemesio Mogrobejo o Moisés Huerta y, entre sus obras más representativas y populares destaca el Monumento a la Virgen del Carmen en Santurce (Bizkaia).

Ricardo Iñurria es conocido por su obra escultórica, especialmente la procesional, que le ha colocado a la altura de los imagineros del barroco español, como lo atestiguan los pasos de la Semana Santa bilbaína. Además, dentro de su obra cuenta con esculturas como la Virgen del Carmen en el Puerto de Santurtzi (1946), el Cristo de la Cruz de la Parroquia de Munguía (1945) y la Piedad (1950), en la parroquia de Ibarranguelua.


PASO PROCESIONAL REALIZADO PARA LA VERA CRUZ:

Los Azotes (1.945)